Cicatrices

Cicatrices y queloides: adiós a las marcas de por vida

El gel de silicona es lo último para combatir las marcas, cicatrices y queloides que se pueden formar por cirugías, heridas traumáticas, vacunación, quemaduras, varicela o acné.
Las marcas en la piel tienen un efecto importante en la vida de las personas. Son incómodas, antiestéticas y en algunos casos limitan la funcionalidad y movilidad de algunas partes del cuerpo. Muchos buscan ocultarlas y disimularlas, sobre todo sin se han vuelto anormales, como por ejemplo un queloide.

Según explica los dermatólogos este tipo de cicatriz se da por un aumento de volumen en la piel y se desarrolla en zonas donde se ha producido algún tipo de trauma (herida, golpe, etc), va más allá de los márgenes de la lesión, volviéndose una marca exagerada, abultada y dura. Además, el especialista agrega que aparece después de los 30 días de producida la herida y va creciendo con los años provocando dolor, ardor, picazón e irritación.
labdefan-prosil-cicatrices2.jpg
Afecta generalmente el pecho, escote, hombros, orejas y algunas zonas de las mejillas y cuando son muy grandes o se localizan cerca de una articulación pueden limitar la elasticidad y movilidad de la piel.
Estudios no aconsejan un tratamiento quirúrgico, ya que en más de un 50% de los casos tratados estos reaparecen. El especialista explica que las causas que los producen no son claras, por lo que es muy difícil identificar quienes son más propensos.

Prevención

Al no poder borrarse ni eliminar por completo, sí se pueden prevenir y hacer menos visibles. El dermatólogo recomienda “no apretarse ningún tipo de granito o lesión que sobresalga en la piel. Si se realizó una cirugía y al estar de alta el paciente nota algún aumento de volumen, consultar siempre con un especialista, quien evaluará el tratamiento a seguir”

El gel de silicona se puede encontrar en formato pomada, crema, parche o barra, de suave aplicación  que ayuda a evitar la formación de grandes cicatrices y disminuir, incluso aquellas con más de 10 años antiguedad.  Ideal para aplicar en la cara, para marcas de acné o pestes, y en el resto del cuerpo, como manos, hombros, cuellos y orejas. El tratamiento permite una encapsulación del sitio dañado, otorgando el ambiente ideal de oxigeno y humedad que el proceso de cicatrización necesita, logrando aplanar y ablandar queloides, devolviendo el volumen normal a la piel. La barra de silicona debe ser aplicada 3 veces al día (cada 8 horas) durante 8 a 12 semanas.  La forma de actuar de la silicona, es la hidratación que entrega a la cicatriz, evitando así la pérdida de agua por vaporización de la lesión.

Producto Recomendado: Prosil y Epiderm - Tratamiento para cicatrices

Acción Terapéutica: Tratamiento profesional de cicatrices hipertróficas y queloides.

¡Unete a nosotros!

Laboratorios Defan S.A.

Nuestra empresa ha creado soluciones efectivas para combatir los principales problemas de piel, sudoración excesiva y otros. “En piel, su seguridad”